UA-93115614-1 969864758">
 

7 aspectos que los pacientes odian de sus médicos


paciente molesto

Quedarse con un médico con el que no estás satisfecho es tan dañino como permanecer en una relación que sabes que es mala porque es más fácil que hacer un cambio.


Tu como profesional de la salud debes darte cuenta si cometes alguna de estas faltas con tus pacientes y cambiarlas lo antes posible o de lo contrario perderos clientes y tu reputación se verá afectada.


Por lo anterior a continuación te compartimos 7 aspectos que los pacientes odian de sus médicos, conócelos y evítalos lo antes posible


7 aspectos que los pacientes odian de sus médicos y provocan que no regresen a consulta.


Tú y tu médico no congenian


Tú y tu médico no necesitan estar de acuerdo en todo, pero es útil si trabajan bien juntos. Si deseas una sociedad, por ejemplo, un médico que da órdenes en voz alta no es la mejor opción; si valoras una actitud cálida junto a la cama, considera deshacerte de un médico que es formal y distante.


El médico no respeta su tiempo.


¿Esperas rutinariamente una hora para ver a su médico, solo para sentir que él o ella está acelerando la visita? Nunca debes sentir que te están apurando. Si tu médico no se toma el tiempo para responder tus preguntas o abordar tus inquietudes, hay un problema.


Tu médico te mantiene en la oscuridad.


Un médico debe ser abierto y minucioso acerca de por qué recomienda un determinado tratamiento u ordena una prueba específica. Además de compartir todos los resultados contigo. Si un médico no explica una decisión, o al menos no te satisface, en ese momento debes plantearte buscar otra opción.


TU médico no escucha


Escuchar es una de las habilidades más importantes que puede tener un médico. Un buen médico escucha la descripción del dolor y otros síntomas de sus pacientes. Lo mejor es ir con un médico que deje el historial y escuche activamente lo que está pasando contigo.


El personal del consultorio del médico no es profesional.


Los recepcionistas son el enlace entre tú y el médico. Si te ignoran, o se niegan a darle tu mensaje al médico, por ejemplo, sobre los efectos secundarios de un nuevo medicamento, tu salud podría estar en riesgo. Incluso si te gusta tu médico, un mal personal del consultorio podría indicar que es hora de buscar en otro lado.


No te sientes cómodo con tu médico.


Los médicos necesitan conocer detalles íntimos que quizás ni siquiera compartas con amigos o familiares. Si no puedes revelar tales hechos, es posible que tú y tu médico no sean la pareja adecuada.


Tu médico no se coordina con otros médicos.


Tu médico de atención primaria debe ser el mariscal de campo de tu equipo de atención médica y administrar cada paso del proceso médico. Eso significa hacer un seguimiento de los informes e instrucciones de los especialistas y hablar contigo sobre tus recomendaciones. Si él o ella está holgazaneando, una parte importante de tu cuidado podría pasar desapercibida.


El médico es grosero o condescendiente.


Si el médico te hace preguntarte por qué los médicos son tan groseros, es hora de separarse. Lo mismo ocurre si él o ella trivializa tus preocupaciones como si no fueran válidas. Una de las señales más claras de que debes seguir adelante es si él o ella sale de la habitación mientras todavía estás hablando.


En resumen, estos son los aspectos por los cuales tus pacientes no regresan a su tratamiento


Tú y tu médico no encajan. El médico no respeta tu tiempo. El médico te mantiene en la oscuridad. El médico no escucha. El personal del consultorio médico no es profesional. No te sientes cómodo con tu médico. El médico no coordina con otros médicos. El médico no está disponible. El médico no adopta un enfoque holístico. El médico es un aprendiz reacio. El médico es grosero y condescendiente.


No olvides leer: Principales errores al establecer una buena comunicación médico- paciente
 

Fuente: https://bit.ly/3IIIfzi

Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square