UA-93115614-1 969864758">
 

Pacientes “sabelotodo” ¿Cómo interactuar en consulta con ellos?


pacientes sabelotodo

Como sabes, a lo largo de tu profesión como médico te encontraras con diferentes tipos de pacientes, entre ellos, algunos que desafiaran tus conocimientos, por lo que es de suma importancia que aprendas a manejar tus emociones y tratar de una forma adecuada este tipo de pacientes.


Recuerda que no siempre debes respetar los deseos de algún paciente. Pero sí necesitas aprender a responder a situaciones comunes de una manera respetuosa pero firme que enfatice lo que es mejor para ellos.


¿Qué los lleva a actuar así?


Existen 4 fuentes principales que llevan al paciente actuar como “sabelotodo” en la consulta.


1) Internet: no parece haber limitaciones para los consejos médicos que los pacientes asimilan en Internet.


2) Los medios de comunicación: los informes de un estudio médico o la cura novedosa de una celebridad generarán un aumento repentino en el interés del paciente.


3) Publicidad directa al consumidor: las grandes farmacéuticas esperan que los pacientes le digan qué medicamento recetar.


4) Atención médica alternativa: en muchos mercados, los proveedores de atención médica alternativa derivan a los pacientes a médicos de atención primaria para que realicen pruebas o terapias específicas.


¿Cómo interactuar en consulta con ellos?


Rodney K. Adams, JD nos comparte algunos consejos que te ayudarán a lidiar con dichas situaciones.

1. Cuando te encuentres en estas situaciones, debes determinar si la prueba o la terapia solicitada está indicada por el estándar de atención de un médico razonable.


En otras palabras, ¿un médico razonable prescribiría el curso de atención que busca el paciente? Si la respuesta es no, entonces no debe aceptar las demandas del paciente. Las Juntas de Medicina de muchos estados han dejado claro que los médicos no pueden renunciar a su papel por deferencia a la solicitud de un paciente.


2. Si un paciente solicita una prueba que no es clínicamente necesaria, debes revisar los riesgos, beneficios y alternativas con el paciente. Y si la prueba no tiene ningún beneficio terapéutico o diagnóstico en su estimación, no la solicites.


Si no está familiarizado con una prueba, sus indicaciones o cómo interpretar y tratar los resultados, no debe solicitarla. Un médico que solicita un estudio es responsable de interpretar los resultados y brindar la atención adecuada, incluso si se hizo como un favor a otro proveedor.


3. Sí un paciente solicita una forma específica de tratamiento, como un medicamento de marca en particular, está obligado a informar al paciente de su mejor criterio médico. Si prescribe habitualmente el medicamento y es la mejor opción clínica, no debería haber ningún problema.


Si no prescribe habitualmente el medicamento o no es la opción clínica adecuada, debe informar al paciente. Una vez más, la determinación de cómo proceder depende de lo que recetaría un médico razonable dadas las circunstancias.


4. Recordar que lo prudente es que se mantenga dentro de su práctica habitual. No debe emprender la gestión de un tratamiento desconocido si no tiene formación o experiencia para hacerlo. Igual de importante, no debe permitir que la insistencia de un paciente supere el buen juicio clínico, especialmente cuando el potencial de daño es alto.


No olvides leer: ¿Cómo tratar con pacientes tímidos?

Fuente: https://bit.ly/3wAQtDK

Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square