UA-93115614-1 969864758">
top of page

Error médico y otras causas de responsabilidad en la práctica médica


La culpa médica es un tema que preocupa a muchos médicos, ya que puede afectar su reputación y trayectoria profesional. En este artículo hablaremos sobre los diferentes tipos de culpa médica y cómo pueden ser imputados a quien los causa. Además, te brindaremos información valiosa para prevenir la culpa médica y cómo actuar si te encuentras en esta situación.

¿Qué es la culpa médica?

La culpa médica es una infracción a una obligación preexistente que puede ser fijada por la ley o el contrato. Se refiere a una falta de idoneidad, negligencia, desidia, impericia, falta de precaución o de diligencia, descuido o imprudencia, que produce perjuicio a otro o que frustra el incumplimiento de una obligación, y debe ser imputada a quien la causa. Es importante destacar que en la culpa médica no hay intención de dañar, pero el daño se produce por falta de previsión.

Tipos de culpa médica

Existen diferentes tipos de culpa médica, como lo son el dolo, la culpa, el caso fortuito, por estado de necesidad, por "con causa", por falibilidad o por error médico, y la pseudoiatrogenia.

El dolo se refiere a la intención deliberada de causar daño, como puede ser el caso de un aborto o un certificado falso. En este tipo de situación, la responsabilidad es plena.

La culpa, por otro lado, se refiere a una falta de precaución, diligencia o impericia, que causa perjuicio a otro. En este caso, no hay intención de dañar, pero la responsabilidad es parcial.

El caso fortuito se refiere a los hechos que son extraños al hombre y ocurren por azar, por lo que el médico no puede ser imputado.

El estado de necesidad es cuando se causa un mal menor tratando de evitar un mal mayor, en cuyo caso no existe responsabilidad médica.

Por "con causa" se refiere a las respuestas anormales a un tratamiento ligadas a factores del propio paciente. En este caso, no hay responsabilidad médica.

Por falibilidad o por error médico, surge por el riesgo de equivocarse como ser humano ("errare humanum est"). En este caso, no cabe responsabilidad médica.

Por último, la pseudoiatrogenia se refiere a aquellas situaciones en las que se pretende obtener un beneficio secundario a costa del acto médico y/o del propio médico. En este caso, no hay responsabilidad profesional.

Cómo prevenir la culpa médica

Para prevenir la culpa médica, es importante que los médicos sigan ciertas pautas, como mantenerse actualizados en cuanto a la legislación y normativas vigentes, realizar una adecuada anamnesis y exploración física del paciente, documentar adecuadamente las historias clínicas y los consentimientos informados, entre otros.

¿Qué hacer en caso de culpa médica?

Si te encuentras en una situación de culpa médica, es importante que busques asesoramiento legal y que tomes medidas para remediar la situación. Además, es importante que trabajes en tu reputación y que tomes medidas para evitar que esta situación se repita en el futuro.



Comments


Entradas recientes
Archivo
bottom of page