UA-93115614-1 969864758">
 

8 errores que debes evitar al redactar una receta médica


 receta médica

Dentro del campo de la salud existen distintas áreas de trabajo, la más común, es la atención a pacientes dentro del consultorio. Aunque pueda parecer una actividad sencilla, en realidad es todo lo contrario. Se necesita de una adecuada preparación para ofrecer un servicio de calidad.


Siempre es necesario ofrecer una receta médica al final de la consulta con todas las indicaciones del tratamiento. El problema es que se comenten algunos errores bastante comunes que se cometen durante el proceso y por eso tú te debes esforzar para no repetir este tipo de fallas.


El elemento obligatorio dentro de una atención médica


En ese sentido, la tecnología actual ha provocado un cambio en la manera de ofrecer la atención. Cada vez son más comunes las consultas médicas por internet. Pero sin importar la modalidad, al final siempre se entrega un documento físico o digital con las instrucciones que debe seguir el paciente.


De esta forma, más allá de la información sobre enfermedades y el cuerpo humano también es necesario conocer lo básico sobre relaciones personales. La manera de transmitir la información y resolver todas las dudas durante la consulta son fundamentales para cumplir con las expectativas del paciente.

8 errores que debes evitar al redactar una receta médica

Con esto en mente, te compartimos una lista con algunas de las fallas más comunes que se cometen al momento de redactar una receta médica. Se trata de información valiosa que te será de utilidad para no repetir este tipo de equivocaciones.


1. Antes que nada, debes escribir todos los aspectos básicos como tu nombre y el del paciente. Para conocer todo lo referente a las características de una receta médica debes leer la NOM-024-SSA3-2010. Se trata de un documento fundamental y si el documento no tiene todos los elementos que se mencionan te puedes meter en problemas legales.


2. Asegúrate que tus pacientes no sufran de alergias para poder recetar los medicamentos adecuados. Parece un aspecto mínimo pero es la base para prevenir posibles reacciones alérgicas por su consumo.


3. Debes hacer énfasis en los efectos secundarios que le pueden provocar los medicamentos a tus pacientes. Lo ideal es que pongas por escrito en la receta los efectos que provocan. Con esto también te puedes defender de problemas como demandas por negligencia médica.


4. Es necesario que le expliques al paciente para qué funciona cada medicamento de la receta médica. Uno de los errores más comunes es solo escribir, pero jamás explicar en qué consiste cada uno.


5. Siempre que ofrezcas indicaciones le debes preguntar al paciente si todo quedó claro. De preferencia debes hacerlo a la mitad y al final de la consulta para verificar que no hay dudas ni comentarios. No dudes en repetir a tu paciente la duración del tratamiento y las indicaciones generales que debe seguir.


6. Evita la terminología especializada y emplea palabras cotidianas que puedan entender tus pacientes. Muchas veces las personas no preguntan porque simplemente no saben lo que el médico que tienen enfrente les dijo.


7. Los tiempos cambian y en la actualidad lo común es imprimir las recetas médicas en una computadora. Pero si por algún motivo todavía las escribes a mano entonces procura escribir de la mejor manera y con una caligrafía que sea entendible para el paciente y los trabajadores de farmacias.


8. Finalmente, más allá de la información en la receta médica, uno de los errores más comunes es dejar que el paciente salga del consultorio con dudas. De ninguna manera te debe ocurrir y por eso es necesario que seas insistente con respecto a las preguntas durante toda la consulta.


Te recomendamos leer: ¿Ya conoces las NOM referentes a la residencia médica?

 

Fuente: https://bit.ly/36mOsmw

Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square