UA-93115614-1 969864758">
 

6 Errores de atención al paciente en Clínicas Dentales


¿Tienes la sala de espera vacía y apenas consigues primeras visitas? Entonces es probable que estés cometiendo algún error del que no eres consciente.


El éxito de un buen profesional de la Odontología no solo está en sus conocimientos y habilidades, sino en seguir una serie de pautas que conlleven a mantener una buena estrategia de trabajo. Y aquí es donde muchos directores de clínica cometen distintos fallos que les impiden aumentar el número de pacientes y mejorar su relación con estos. Os contamos cuáles son algunos de estos errores más comunes.

1. Mala atención al paciente


La atención que tengas con tus pacientes influirá decisivamente en la opinión acerca de tu clínica y en las posibilidades de fidelización. Hay que tener en cuenta que, al someterse a un tratamiento bucodental, el paciente se encuentra en un estado de incertidumbre y de nerviosismo en el que el odontólogo juega un papel fundamental. Es importante que el profesional sepa aclarar todas las dudas necesarias acerca del diagnóstico y el tratamiento a seguir y tener un trato lo más personalizado y humano posible.


La buena comunicación clínica – paciente debe comenzar desde el primer momento en el que este último establece un contacto para informarse o pedir cita y ha de ser constante en cualquiera de las fases del proceso. Una atención sobresaliente es uno de los valores que más marcará la diferencia de tu clínica con la competencia.

2. Un espacio descuidado


Existen profesionales del sector que han heredado una clínica o que han comprado una ya abierta desde hace años y que cometen el error de no reformarla y/o mantener las mismas instalaciones y equipo odontológico.


Tanto el diseño de la clínica como el olor, la indumentaria del equipo o la decoración, son aspectos que generan en el paciente una serie de sensaciones que forman parte de su experiencia y del recuerdo posterior que tendrán.


Por ello hay que cuidar cada elemento que compone el espacio de la clínica. Este debe ser acogedor, luminoso, disponer de unas instalaciones modernas y de tecnologías de vanguardia. Cualquier detalle que suponga generar confianza en el paciente y hacerle sentir cómodo y relajado es importante.

3. Falta de liderazgo


El modelo de clínica dental actual es un negocio lleno de complejidades. Son muchas las áreas que han de atenderse en un centro de odontología y todas ellas requieren una elevada dedicación y capacidad de liderazgo. El líder debe transmitir a los trabajadores los valores y los objetivos que se pretenden conseguir.


No contar con un buen líder en el equipo puede hacer que este pierda su motivación por desempeñar sus funciones como es debido y ocasionar problemas entre los distintos profesionales que trabajan en la clínica.

4. No disponer de una oferta de servicio asentada


Tus pacientes deben conocer en todo momento cuáles son las ventajas de acudir a tu clínica dental, qué tratamientos destacan, qué resultados tendrán y qué principios son los que te hacen diferente. Una vez definas cuál será tu oferta de servicio y la estrategia que vas a seguir para darla a conocer, comprobarás que aumenta el número de pacientes que contactan contigo.

5. Una imagen corporativa abandonada


Disponer de una imagen de marca fuerte y definida es uno de los factores más importantes en el que toda clínica debe trabajar si quiere ver crecer la cantidad de pacientes. Una imagen de marca atractiva denota éxito y transmite una sensación de estructura bien organizada, seria y profesional.


Un primer paso es tener un buen nombre y diseñar un logotipo adecuado. Este será el diseño principal encargado de mostrar la primera impresión de la marca y el que aparecerá en cualquier acción de comunicación relacionada con la clínica. Pero, no solo el logo forma parte de la imagen corporativa, sino que la completan todos aquellos elementos visuales que son capaces de identificarla, como la tipografía, los colores, la papelería (tarjetas de visita, de pacientes, hojas de historia clínica…), material promocional o página web, entre otros.


Todo este material debe reflejar el carácter de tu clínica dental y el concepto que quieres que quede grabado en las mentes de tus pacientes para que sientan que el trato en tu clínica dental es único y personalizado.

6. No realizar acciones de marketing digital


Para que las acciones anteriores tengan el efecto deseado, es necesario mostrárselas a los pacientes tantos potenciales como los actuales.


Por ello, invertir en la creación de una buena estrategia de marketing digital es una de las mejores decisiones que el director de una clínica dental puede tomar, ya que favorecerá una mejor experiencia de la atención al paciente y la generación de más primeras visitas.


El marketing digital ofrece los medios para que tu clínica sea más conocida, llegue a un mayor número de personas y fidelice a los que ya tiene.


Para lograr resultados hay que valorar distintos aspectos y confeccionar un plan de acción que pueda ser implementado en los plazos y con los medios adecuados y considerar algunas claves que no pueden faltar: una web atractiva, un blog corporativo, e-mail marketing, unas redes sociales activas y una inversión en SEO y SEM.


No olvides leer: ¿Qué habilidades necesitas para ser un buen dentista?

 

Fuente: https://bit.ly/3Og1dA5

Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square