UA-93115614-1 969864758">
top of page

5 Estrategias cognitivas para médicos exitosos


médicos exitosos

Trabajar en el mundo médico es un desafío constante. Entre la carga de tareas y la falta de tiempo libre, encontrar estrategias para ser más productivo se vuelve esencial. Pero, ¿dónde radica la clave? Sorprendentemente, en tu propio cerebro. Así como cuidas tu cuerpo, tu mente también necesita ejercitarse.


La Fatiga Mental y su Vínculo con la Física


Todos hemos experimentado el cansancio mental al final de un día agotador. La verdad es que el esfuerzo cerebral prolongado puede ser tan desgastante como una sesión de ejercicio físico. De hecho, cerca de una cuarta parte de las calorías que consumimos diariamente son destinadas al funcionamiento de nuestro cerebro.


En un estudio realizado por médicos del Hospital de la Pitié-Salpêtrière en Francia, se descubrió que las jornadas laborales extensas, que implican una gran actividad cerebral, llevan a la acumulación de una sustancia llamada glutamato en el cerebro. Esto puede resultar en una falta de motivación y fatiga.


Desarrollando la Productividad Cerebral


Anabel Fernández, CEO de Affor Health, destaca la importancia del entrenamiento cerebral para optimizar la productividad laboral y el potencial cognitivo. A través del descanso, equilibrio entre trabajo y vida personal, las empresas pueden forjar equipos altamente productivos.


Consejos para Mejorar la Productividad Médica


  1. Estimula la Diversidad Cognitiva: Enfrentar una variedad de tareas estimula la plasticidad neuronal y la adaptación cerebral. Alternar entre desafíos que requieren diferentes habilidades (como resolución de problemas, aprendizaje de idiomas o creatividad) previene el estancamiento cognitivo.

  2. Prioriza el Descanso y el Sueño: El descanso y el sueño consolidan la información y refuerzan las conexiones neuronales esenciales para el aprendizaje. Cuidar la calidad del sueño y establecer pausas durante el día optimiza la productividad cerebral.

  3. Fomenta el Aprendizaje Constante: La neuroplasticidad del cerebro se ejercita con el aprendizaje. Capacitar al equipo no solo mejora los resultados profesionales, sino que también ayuda a prevenir problemas a largo plazo como el Parkinson o el Alzheimer.

  4. Mantén una Dieta Saludable: Una dieta equilibrada y rica en nutrientes beneficia el funcionamiento cognitivo. Ácidos grasos omega-3, antioxidantes y vitaminas B son esenciales para una mente sana. Evita el exceso de azúcares y alimentos procesados.

  5. Mitiga los Riesgos Psicosociales: Los factores de riesgo psicosocial en el trabajo pueden impactar la productividad. Abordarlos adecuadamente es fundamental para un equipo eficiente.


El camino hacia la productividad y el éxito en el campo médico involucra cuidar y entrenar tu cerebro, permitiéndote superar obstáculos internos y alcanzar tu máximo potencial.



Entradas recientes
Archivo
bottom of page