UA-93115614-1 969864758">
 

4 tips que harán de tu consultorio pediátrico un lugar más agradable para tus pacientes


Pediatría

Existen diversos factores que hacen de tu consultorio un lugar ideal para tus pacientes, y que gracias a ello la relación médico- paciente mejore.


Dado que el médico pediatra se dedica al cuidado de niños de todas las edades, el diseño de su consultorio debe tener en cuenta necesidades muy específicas de este tipo de pacientes y sus padres para hacerlo atractivo, funcional y cómodo, para lo cual puede tomar en cuenta las siguientes recomendaciones:


1. Realza la atención a lactantes y sus madres

Entre los pacientes pediátricos puede haber buena cantidad de bebés que son amamantados por sus madres. Así que considera crear una sala de lactancia, ya que no sólo brindarás comodidad a la hora de alimentarse, también estarás incentivando una práctica saludable que, como sabes, está siendo apoyada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) e instancias nacionales.


2. Cuida los detalles de las paredes

No es necesario tener muros pintados con figuras de caricaturas. Considera usar colores pastel en tus paredes y añadir cuadros de arte de niños felices y sus familias para ofrecer una imagen distinta a la del grueso de los profesionales de la salud en este campo.


3. Crea áreas especiales

Al consultorio pediátrico llegan niños de distintas edades, pero cuando se reúnen y comienzan a sentir molestia por aguardar en la sala de espera surgen juegos que, incluso, pueden concluir en accidentes.


Por ello, si está en tus posibilidades, abre un espacio dedicado a los pequeños y otro a niños mayores donde les ofrezcas opciones de entretenimiento de acuerdo con sus edades, pues mientras para los bebés suele resultar divertido armar cubos, los grandes pueden disfrutar de algún juego de mesa sin que los pequeños interrumpan o tomen las piezas para llevárselas a la boca.


4. Organiza la sala de espera

Dado que hay niños que acuden a revisiones de rutina o a aplicarse vacunas, así como infantes enfermos, conviene tomar medidas para evitar la propagación de padecimientos, como gripe, sobre todo en invierno. Por ello, cabe recordar que se recomienda que los pacientes guarden distancia de un metro a fin de prevenir contagios.


En este sentido, resulta útil hacer una división en la sala de espera, de modo que los niños sanos puedan ubicarse en un área y los enfermos en otra, para lo cual puede ser suficiente usar biombos, maceteros o estantes abiertos para separar espacios.


No olvides leer: Papel de los profesionales de la salud ante el maltrato infantil

Fuente: https://bit.ly/2ZbdaCY

Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square