UA-93115614-1 969864758">
 

Guía de 10 pasos para alcanzar la excelencia en la práctica médica


Ser un gran médico requiere más que puntajes altos en los exámenes y conocimiento de términos médicos.


¿Qué significa ser un buen médico?


Si bien es un hecho que una vez que un médico ha demostrado su valía al aprobar la Facultad de Medicina, tiene la ética de trabajo y la inteligencia necesarias. En la práctica, son necesarias una mezcla de habilidades para ayudar con la aplicación de la ciencia médica a los pacientes.


Las habilidades blandas son atributos personales que le permiten a alguien interactuar de manera efectiva y armoniosa con otras personas. Los ejemplos incluyen: empatía, comunicación no verbal y capacidad de escucha.


Por otro lado, las habilidades duras son parte del conjunto de habilidades requeridas para un trabajo, estas se adquieren a través de la capacitación, un ejemplo de una habilidad dura son las habilidades analíticas.


Guía de 10 pasos para alcanzar la excelencia en la práctica médica


1. Escucha a tu paciente: muchas veces los pacientes nos facilitan el trabajo diagnóstico si los escuchamos atentamente, así como el ayudarles a desahogarse de muchas situaciones por las que pueden estar pasando


2. Dirige a tu paciente: escucharlos es muy importante, pero de una forma organizada o dirigida. Lleven una conversación con orden y que aporte a su diagnóstico.


3. Seguridad del paciente = seguridad del médico: Si al paciente le va bien, al médico le va bien. Recuerda que establecer una práctica médica que brinde a tus pacientes una atención segura significa seguridad en tu diagnóstico, en tu tratamiento y en casos desafortunados seguridad en tu patrimonio y tu prestigio profesional.


4. Crea vínculos con tus pacientes: establecer una relación médico-paciente adecuada es sumamente importante para lograr mejores resultados.


5. Mantente actualizado: la medicina es una disciplina que está en constante cambio, es importante mantenerte actualizado para ofrecer los mejores tratamientos disponibles.


6. Respeta tu tiempo y el de tus pacientes: hay casos en que las urgencias hacen imposible empezar a tiempo la consulta, procura que no sea frecuente. Los pacientes hacen espacio en su día para acudir a verte, respeta ese tiempo, así como que respeten el tiempo de tu consulta llegando a tiempo y no usando su teléfono durante la consulta.


7. Respeta la intimidad de tu paciente y evita malentendidos: cuando vas a explorar a un paciente procura hacerlo acompañado, ya sea de los familiares del paciente, o idealmente de una enfermera. Principalmente cuando se haga una revisión a pacientes de sexo opuesto, evitando que se ponga en duda tu profesionalismo, o que el paciente se sienta agredido.


8. Dedícales el tiempo necesario: este punto es difícil cuando hay muchos pacientes esperando la consulta. Pero existen pacientes que únicamente requieren consulta de 5-10 minutos, y hay pacientes que requieren consultas de una hora. Tomate el tiempo que necesiten.


9. Honestidad: es importante siempre hablar con la verdad con los pacientes.


10. Piensa como te gustaría ser atendido, o como atenderías a un familiar: recuerda que los pacientes acuden al médico en un momento difícil, en el que se sienten vulnerables, puede que con dolor o con miedo. Se empático, atiéndelos como te gustaría que te atendieran.


 

Fuente: https://bit.ly/3GC172Z

Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square