UA-93115614-1 969864758">
 

¿Cuánto influye el patrocinio de la industria farmacéutica en la prescripción médica?


El médico debe buscar y poner por delante el interés del paciente (preservar y recuperar la salud, con el menor riesgo y el menor coste posible), sin embargo, los patrocinios deforman al sector médico y nublan esta tarea.


Además, como lo indica el medio médicos y pacientes al recibir patrocinio de una empresa farmacéutica, el juicio del médico se verá influido inevitablemente, incluyendo en la balanza de su decisión los intereses de la misma y de sus accionistas. Aparece un conflicto de interés.


Un conflicto de interés, según Dennis F. Thompson, de la Universidad de Harvard, es un conjunto de condiciones en las que el juicio profesional sobre un interés primario (como la seguridad de los pacientes o la validez de una investigación), tiende a estar indebidamente influenciado por un interés secundario (como un beneficio económico).

En efecto, Lisa Cosgrove y Robert Whitaker, en su artículo “Encontrando soluciones a la corrupción institucional” comprobaron cómo los pagos o regalos influían en la prescripción, aunque el médico pensara que no es así.


¿Es un problema el patrocinio médico?


En otros tres estudios, Morgan S. et al., Choudhry NK. et al., y Steinman L. et al., encontraron que solamente un tercio de los médicos creían que los patrocinios de la industria modificaban sus hábitos de prescripción, sin embargo, pensaban que la mayoría de los médicos sí se dejaban influir. En la misma línea, Chimonas S. et al. encontró que la mayoría de los médicos pensaban que estaba bien aceptar patrocinios porque ellos se mantendrían objetivos, aunque otros pudieran estar sesgados por esos conflictos de interés.


Es decir, es frecuente que los médicos piensen que a algunos les puede influir, pero que a ella o a él no les influye. Sin embargo, de forma inconsciente, asumen la narrativa de la industria y esa narrativa influye en sus decisiones de investigación, prescripción o asesoramiento.


Pasa lo mismo con los Médicos anexos a Farmacias


Hace más de dos décadas llegó a México el modelo de consulta en farmacias, el cual ganó gran popularidad entre los pacientes. No solo por su accesibilidad en precio, también por la ubicación y comodidad.


Sin embargo, una médica se volvió viral al confirmar que, en efecto, a los médicos de farmacia les pagan por vender y recetar los medicamentos de la cadena farmacéutica y NO por prescribir los mejores tratamientos para tratar las afecciones del paciente.


¿Por qué este esquema es tan popular?


Las consultas van desde 30 pesos y eso resulta atractivo a la mayoría de la población, el servicio prácticamente inmediato y no es necesario hacer largas filas ni sacar una ficha como ocurre en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE).


Pero mientras para los pacientes puede ser algo benéfico que existan este tipo de lugares por su cercanía y precio, para los médicos no necesariamente es así.


Lo malo para los médicos de farmacia…


A continuación, se muestran algunas adversidades qué tiene trabajar como médico en este rubro:


Prescripción específica


En algunos casos, reciben incentivos económicos otorgados por las farmacias. Estos se conceden por el volumen de consultas (al lograr un tope de consultas diarias) y de procedimientos realizados. Por el nivel de ventas mensual alcanzado por la farmacia o como porcentaje sobre los medicamentos prescritos que el usuario compra en la farmacia.


El monto pagado puede variar según la presentación y costo del medicamento.


Salario bajo


Su ingreso económico varía, pues está sujeto al valor de la consulta que pagan los/las usuarios/as, y no cuenta con prestaciones laborales como servicio médico ni plan de ahorro para la jubilación.


Contratos “comodato”


En el comodato, el personal médico se responsabiliza del cuidado del consultorio y de sus aditamentos, con la tarifa y el horario de atención establecidos por la farmacia. No existe un vínculo laboral, dado que la relación con la farmacia gira en torno a la cesión del consultorio.


No hay capacitación


Hay dificultad para acceder a algún tipo de capacitación para actualización. Las opciones que ofrecen este tipo de consultorios son conferencias sobre padecimientos, a veces online, que perciben con carácter más comercial que académico.


Sin plenitud personal


La mayoría de estos consultorios no cumple las expectativas laborales y profesionales, dado que no recompensa los años de estudio dedicados.


Artículo anterior: 6 Retos que enfrentan las farmacias independientes

 

Fuente: https://bit.ly/3O8H12E

Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square